lunes, 12 de agosto de 2013

Dicisiete años y medio

Todavía recuerdo cuando llegaste a casa, tengo que reconocer que al principio no estaba muy convencida de que te fueras a quedar, ni siquiera estaba segura de que fueras lo que necesitaba en esos momentos, pero el tiempo le dio la razón a Cesar, y nos acostumbramos a ti.

Has compartido muchísimas cosas con nosotros, las frías mañanas de invierno, cuando había que madrugar y salíamos de casa casi a oscuras a dar un paseo y luego a trabajar, pero también el calor de esas maravillosas noches de verano en que da tanta pena acostarse y parece que pudiéramos estirar el tiempo, para hacer una larga sobremesa, para tener una tertulia amena, o simplemente disfrutar del aroma del jazmín,

También has sido testigo de muchos cambios, de seres que fueron y ya no son, ¿recuerdas aquellas primeras plantas del jardín? ¿recuerdas aquellas perritas con las que jugábamos? ¿recuerdas lo jóvenes que eramos?. Pero el tiempo pasa, deja su huella, y también se lleva cosas, esta tarde, por sorpresa, te has ido tu, cuando menos lo esperaba, he vuelto del paseo y me ha extrañado que no estuvieras....después de diecisiete años y medio.

Ahora me doy cuenta de que tenían razón los que alababan tus virtudes, y que no se como voy a reemplazarte. Es verdad todo lo que dijo Cesar de ti, las lamparas de bajo consumo ¡DURAIS MUCHO!

17 comentarios:

  1. No esperaba ese final jaja! Eres sorprendente y me encantan tus relatos! Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Inma, no me digas por qué se me acaba de ocurrir que igual tenías blog, con lo que entré en blogger y me encontré con esta sorpresa tan agradable. Aquí me tienes de seguidora desde ya.
    Me encanta cómo escribes y tu relato de hoy es una verdadera delicia.
    No sabes lo que me reí con el final, estaba convnecida de que estabas hablando de un perro y era una bombilla... menudo sentido del humor más fino.
    Te repito que estoy encantada.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Inma, una petiicón, por favor elmina eso del robot con los números, no me acuerdo de cómo se hace, ya lo miraré, pero es un incordio, la mitad de las veces no se ve y te obliga a repetir, con lo que me desespero y me da pereza comentar.
    No creo que sirva para nada y los robots en la práctica los filtras tú cuando te llega le priemr cometnario basura
    En cuanto vea como se hace te lo digo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curra, tengo mucho que aprender del tema del blog, y de hecho no se a que te refieres con lo del robot con los números, pero, por favor, sea lo que sea, en cuanto sepas como se quita,¿me lo dices?. Muchas gracias pochola, y me alegro de que te hayas reido con el relato, solo pretendo eso, una sonrisa. Besos.

      Eliminar
    2. He tocado algo en la configuración y creo que he eliminado lo que sea que aparecia para hacer comentarios, pero creo que al mismo tiempo me he "cargado" mis respuestas a vuestros comentarios, en fin "nobody is perfect" y menos yo...espero que perdoneis mis tremendos gazapos. Prometo dedicarle mas tiempo a este tema e intentar hacer un blog agil y ameno. Besos.

      Eliminar
    3. Inma, no has eliminado las respuestas, bueno al menos yo veo dos a mis comentarios. Ahora te diré si quitaste los numeritos dichosos porque solo salen al final.
      Si no fue así, me entero de como se hace y te lo digo que ya no me acuerdo bien.
      Siento haberte entristecido con la entrada de hoy, pero los ancianos con problemas son parte de mi realidad cotidiana al visitar a mi padre y Pili y quería hacerlos presentes de alguna manera.
      Besos

      Eliminar
    4. Curra, espero que perdones mi tonteria de ayer, mis circunstancias personales coincidieron con las tuyas (recuerdo tu comentario hace unos dias sobre un amigo, y yo viví eso hace 4 años con 2 amigos) mi madre tuvo Alz.. y la madre de una buena amiga lo tiene ahora y a pesar de ser de Bilbao (del mismo centro, con lo que eso implica) me pilló con el ánimo bajo.
      Espero que el comentario sobre ser de Bilbao te haya hecho sonreir, pero de no ser así, me comprometo a enviarte unos chistes de bilbainos para ponerta al tanto.
      Besos

      Eliminar
  4. Inma.
    Victoria.
    Los has quitado. Eres un hacha
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aterrizo aquí por casualidad...me llamo la atención el comentario sobre dificultades cognitivas, no sabía lo que era y lo busque...ahora lo entiendo y me produce una inmensa tristeza el que todos tengamos posibilidades de parecerlas. Te encontré en el blog de Curra y es un placer leerte aunque ciertos relatos me produzcan tristeza. Yo solo combato la tristeza...viéndo el pto positivo de las cosas...aunque a veces sea muy difícil. Yo también pensaba que era un perro jaja será porque lo tengo y lo adoro. Un saludo y encantada de conocerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre tuvo Alzheimer y aunque en algunos momentos viví anecdotas muy divertidas con ella, tienen un trasfondo de tristeza por su situación que me impide publicarlas en el blog o me obligaria a cambiarle el título por "Sonrisas y lagrimas". Pero Curra no tiene ninguna culpa de que me afectara ayer, sino que se dieron algunas coincidencias y yo estaba de "bajón".
      Omaira, yo también tengo perra (dinero no, pero "perras" si) se llama Roma y ahora está tumbada sobre mis pies porque tiene un embarazo psicológico y no quiere perderme de vista por si tengo que ejercer de "comadrona". Un beso.

      Eliminar
  6. He leído todas las entradas y me ríe un rato largó...no quería quedarme con la sensación de tristeza, al leer la entrada de la carpa y el motivo que me trajo aquí. Tienes un gran sentido del humor no lo pierdas...es lo que hace que sobrevivamos muchas veces. Sigue escribiendo lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
  7. Pues menos mal que al fin te he hecho reir, porque sino este blog sería un fracaso estrepitoso. De todos modos Omaira, la historia de las carpitas a mi me enseñó a no menospreciar las capacidades de los animales, y en ese sentido creo que fué muy positiva.
    Yo ya había visto tu blog aunque no te había dejado ningun comentario -de lo cual me arrepiento ahora- y me había encantado tu alegría y tu sonrisa sobre todo. Recuerdo una entrada en que llevabas una blazer azul clara, unos shorts vaqueros y una camiseta y estabas guapísima. Gracias por tus piropos y ten por seguro que tienes una seguidora mas de tu blog. Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora :D Ojalá que tambien te guste nuestro espacio!

    Un abrazo muy fuerte de parte de los tres ;)
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, acabo de hacerme seguidora de vuestro blog, poque me parecen interesantisimos los temas que tratais y coinciden con mis aficiones.
      Un abrazo.
      Inma.

      Eliminar
  9. Ayyyy que pensé que hablabaa de un perrín y me estaba dando una penillaaa ... me alegro que no fuera un perrito :))
    Por cierto te acabo de descubrir y te sigi desde ya :)

    Besote
    SHOPPING STYLE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, aqui no quiero tristezas, lo de los perrillos -voy por la tercera perrita- es mucho mas duro e íntimo, y no es para este blog, aquí solo quiero sonrisas, pero que conste que despues de 17 años me había encariñado de la bombilla, que la nueva tiene una luz más fria.

      Muchas gracias por la visita y el comentario. Muchísimos besos.

      .

      Eliminar